Noticias

Como disfrutar de la Navidad sin dañar la tarima flotante

christmas-1911637_640.jpg

christmas-1911637_640.jpg

Las fechas navideñas se caracterizan por el inmenso despliegue de adornos, celebraciones y afectos que realizamos en su conmemoración, la mayor parte de ellos en el interior de nuestros hogares. No queremos aguarle las fiestas a nadie, pero si en la casa hay instalado un suelo de tarima flotante, bueno será que tengamos en cuenta una serie de elementales precauciones que salvaguarden, sin menoscabo de la alegría y el disfrute, el estado del suelo que pisamos éstos y el resto de los días del año que comienza.

 

Decoración navideña y tarima flotante

Días antes de los días más señalados, es muy normal llenar la casa de árboles de Navidad, colgantes, vinilos y demás accesorios de temática navideña. Pero hemos de tener cuidado de no dañar nuestra tarima flotante durante todo el proceso.

Lo primero que debemos hacer es colocar el árbol sobre un tapete o base acolchada que evite el contacto entre el suelo y la pesada decoración.

Con respecto a las velas de Navidad, ponerlas sobre bases resistentes para evitar que sean inestables y que puedan llegar a volcar. Colocarlas en lugares protegidos de corrientes de aire y, mientras están encendidas, mantenerlas vigiladas y lejos del alcance de los niños.

Por supuesto, procurar elegir los adornos que vayan en mejor consonancia con el tono de la tarima flotante.

Los inquietos invitados

Navidad es también un tiempo de reunión familiar multitudinaria, de grupos numerosos de todo tipo de amigos y allegados que se congregan en Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo, Reyes y cualquier otro pretexto para renovar aprecios y confraternizar con aquellos a los que apenas vemos o a los que vemos en circunstancias bien distintas.

Pero, cuidado. Pese a que la paciencia y la tolerancia son valores en alza en estas fechas, teniendo en cuenta que el alcohol desinhibe y que la proporción de menores desbocados guarda proporción con la de mayores desinteresados por controlarlos.

Ello puede provocar una gran dosis de estrés tanto en los anfitriones como en la superficie de su tarima flotante por lo que habrá que intentar alfombrar todo lo que se pueda.

Para cuando venga la cuesta de enero, trataremos de paliar los daños con productos adecuados.

Banquetes navideños y tarima flotante

También en Navidades solemos aprovechar las celebraciones para reunirnos alrededor de la mesa a comer y beber de forma exagerada.

El exceso de grasas y de calorías puede provocar problemas como lumbalgias; reflujo gástrico por las enormes cantidades de ácido gástrico que el estómago tiene que producir para digerir la comida; gota por el excesivo consumo de alcohol, marisco y carne roja; o cólicos para los que tienen problemas de vesícula.

Y, no se nos olvide, también manchas sobre la tarima flotante que luego nos constará eliminar.

En puertasonline.es le ofrecemos e instalamos una amplia variedad de tarima flotante Quick Step y rodapiés a juego.

Puertasonline.es les desea una muy Feliz Navidad sin arañazos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.