Noticias

Técnicas básicas para trabajar puertas de interior y otros objetos en madera (IV): la unión

Unir-mzdera-reducidad.jpg

Unir-mzdera-reducidad.jpg

En infinidad de ocasiones, a la hora de trabajar puertas de interior y otros objetos en madera, necesitamos unir dos o más piezas para crear o restaurar una estructura, añadir una nueva plancha o fijar algún componente o accesorio adicional en la base original.

Existen diversas formas de unión, dependiendo del efecto que queramos conseguir. Vamos a ver algunas de las más comunes.

 

Pegar o encolar

Para pegar o encolar utilizamos adhesivos que consiste en impregnar una o las dos superficies que pretenden unir con un material que, al secarse, fija solidariamente ambas superficies.

Dos son las sustancias que mayoritariamente se usan para unir muebles, accesorios para puertas de interior y otros elementos en madera): la cola de contacto y el pegamento termofusible.

  • Cola de contacto; De lento secado pero excelente consolidación final. Para aplicarla se eliminan previamente los restos de pintura de las superficies a encolar, se extiende la cola uniformemente con una brocha o espátula, se prensan las piezas con gatos para sujetar el conjunto hasta que seque y se eliminan los restos de cola que rezumen con un trapo húmedo.
  • Pegamento termofusible: De secado casi instantáneo, su solidez desaparece con temperaturas elevadas. Se aplica en forma de barra de pegamento con una pistola termoencoladora eléctrica que se carga por la parte posterior. Al presionar el gatillo, el pegamento sale fundido por la parte delantera, secándose en uno o dos minutos.

Un buen truco es combinar ambas sustancias para aprovechar simultáneamente las mejores propiedades de cada una:

Clavar o grapar sobre puertas de interior y otros elementos en madera

La utilización de clavos o grapas como elementos de unión es uno de las técnicas más frecuentes y sencillas a las que se recurre para unir elementos sobre puertas de madera y otras bases y soportes del mismo material.

  • El clavado necesita de clavos y martillo. Tanto de unos como de otro, se comercializan en una gran variedad de formas, tipos y tamaños según su aplicación específicas. Para ello se coloca la punta del clavo en el lugar exacto, se sujeta con firmeza entre los dedos pulgar e índice y se golpea suavemente con el martillo hasta que quede fijo.
  • El grapado precisa de grapas y grapadora. Es una manera fácil de asegurar un elemento a una superficie en madera teniendo en cuenta que dicha unión nunca va a ser tan sólida como la proporcionada por otros sistemas. Las grapas se aplican con un aparato específico para ese fin (la grapadora) utilizando una especie de gatillo.

Atornillar

El atornillado es el sistema de unión más utilizado para la unión directa de materiales.

En las tiendas se distribuyen tornillos de todos los materiales, formas y tamaños atendiendo a la forma de su cabeza y al tipo de rosca utilizada.

De igual manera, existen destornilladores específicos para cada tarea y tornillo que se debe apretar (girando en el sentido de las agujas del reloj) o aflojar (en sentido contrario a las agujas del reloj).

Para que el tornillo no resbale al comenzar a apretar:

En Puertasonline.es disponemos de puertas de interior, armarios, tarimas y rodapiés que llevarán a su hogar las deliciosas cualidades de la madera.

Contacte con nosotros.

Puertas online.es, la madera que nos une.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.